Este año he dedicado mi puente del 1 de mayo a un plan muy diferente al de otros años. Un plan que probablemente haya cambiado mi vida en algunos aspectos. Sí, no estoy exagerando (al menos no más de lo habitual). Así que cuando encendí mi ordenador ese lunes post-puente y vi este post de June Lemon, no pude evitar sorprenderme de las casualidades (¿o debería decir sincronicidades?) que me presenta últimamente la vida.

El post muestra un vídeo en el que varias parejas con distintos niveles de intimidad (desde desconocidos hasta abuelotes que llevan 55 años casados) hacen un curioso experimento: mirarse a los ojos durante 4 minutos seguidos.

El vídeo no puede ser más bonito, si es que las emociones humanas te fascinan tanto como a mí. Me flipa cómo va cambiando la expresión de las parejas a lo largo de los 4 minutos. Al principio, la mayoría muestran signos de incomodidad, escepticismo e incluso vergüenza, pero con el paso de los minutos estas actitudes se limpian y dan paso a otras nuevas: la emoción más pura, el reconocimiento en el otro, la complicidad…y sí, la más importante, el amor. Y es que el que dijo que los ojos son el espejo del alma…no andaba desencaminado.

Quizá yo me emocioné un poco más de lo habitual porque venía de vivir una experiencia muy impactante: un retiro de yoga y meditación en el que estuvimos un día entero practicando meditaciones de Tantra Yoga Blanco. El Tantra Yoga Blanco es una meditación en grupo que se hace por parejas. Este tipo de meditaciones integran postura, respiración, mudras (posiciones de las manos) y mantras (sílabas, palabras o frases que influyen en la consciencia a través de su significado, ritmo, tono e incluso la reflexología de la lengua en el paladar). Estas meditaciones tienen un efecto profundo en nuestra mente inconsciente, lo que nos permite limpiarla de miedos, fobias y traumas del pasado. Se que suena todo muy loco y lo mismo pierdo un par de amigos después de publicar esto (aunque no serán tan amigos en ese caso), pero realmente es una experiencia bastante jevi que hace que algo haga click por dentro.

Mi intención era plasmar por escrito cómo viví este retiro y sus poderosos efectos, pero creo que no lo voy a conseguir del todo. No encuentro palabras suficientes para definir algo tan íntimo, y resulta irónico porque éramos unas 200 personas en la sala de meditación. Al final la cuestión es que tuve la oportunidad de meditar durante varias horas, prácticamente seguidas, mirando a una compañera de clase A LOS OJOS. Así, sin más. Sin nada más. Sin aspavientos. Sin máscaras y sin velos. Y sí, también sin escapatoria.

ojos9

Si en el vídeo se ve claramente el efecto que tiene este contacto ocular directo durante los cuatro minutos que dura el experimento, imaginaos el efecto que puede llegar a tener hacerlo durante ocho horas. Ocho horas sumergiéndote en la mirada de la otra persona, sobrepasando tus límites autoimpuestos, venciendo resistencias.  Sintiendo vergüenza y nervios, pero también empatía y una conexión total . Y con la energía de un grupo de casi 200 personas apoyándote. La experiencia es tan acojonante como mágica.

La conexión que se crea con la persona que tienes enfrente de ti es complicada de describir. Al final del día, le comentaba a mi compañera de meditación que conocía sus ojos mejor que los míos propios. Cada destello, cada contorno, cada matiz de color, cada pestaña…Y resulta curioso pensar que nunca he mirado así a mis seres queridos: ni a mis amigos, ni a mi familia, ni a mi chico…Ni aunque sumara minutos sobre un papel llegarían a sumar ese 8 que hizo algo cambiara dentro de mí. Y eso, en cierto modo, me resulta triste, o extraño cuanto menos.

¿Qué hacemos que no miramos a la cara a las personas a las que queremos?¿Resulta más interesante mirar a una pantalla?¿Cuando fue la última vez que te reconociste en los ojos de alguien a quien quieres?¿O que te paraste a reconocer la belleza de su mirada? Yo, sin duda alguna, pienso hacerlo más…¿te apuntas?

 PD. Esta entrada va dedicada a mi compañera de meditación, no podía ser de otra manera…Ella sabe quién es y ella sabe porqué :)

Imágenes: 1, 2

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...