Ahora que las Navidades están al caer, seguramente estés como loco pensando en qué regalar a tu prima decimotercera por parte de bisabuela, a tus padres, a los cuatro amigos invisibles que tienes que preparar *horror*…Déjame darte  un solo consejo: entre regalar experiencias u objetos materiales, escoge siempre lo primero.

La razón es simple: hay estudios que confirman que los seres humanos recordamos más y mejor momentos y experiencias agradables frente a objetos materiales. Y si no, pregúntale a alguna persona mayor cuáles han sido los mejores momentos de su vida: salvo contadas excepciones, la mayoría te responderán que cuando se casaron, cuando hicieron ese viaje a Tombuctú o aquel evento familiar que acabó en guerra de comida. Casi ninguno dirá que el mejor recuerdo de su vida es ese reloj que ahora coge polvo en un cajón, o los zapatos que le costaron una millonada. Al final todo se reduce a las emociones.

La regla de oro entonces es buy experiences, not  things, o dicho en castellano, que queda un poco menos guay: compra experiencias, no objetos. Esta regla puedes aplicarla tanto para los regalos de este año como para tí mismo. De hecho, es mucho más importante que la apliques para tu vida diaria y no la relegues únicamente a unos días del año. Cuando vayas a comprar algo, pregúntate si te acordarás de ese objeto dentro de cinco años, si realmente va a cambiar de forma significativa tu vida. Y  «de forma significativa» puede significar cosas tan sencillas como «este jersey me va a facilitar el vestirme por las mañanas porque es una prenda básica que falta en mi armario» o «es tan suave y cómodo que voy a pasar todo el invierno calentita». Sin embargo, se sincera contigo misma: en la mayoría de los casos, la respuesta a estas preguntas va a ser NO.

Lo bueno de este método es que te permite ahorrar dinero e invertirlo en cosas más importantes: en experiencias que dejarán una huella en tu vida y que muchos años después seguirán dibujando una sonrisa en tu cara. Es decir…

Y tú, ¿cómo te apañas con los regalos de Navidad?¿Estás cambiando la forma de consumir en esta época del año? Te espero en los comentarios :)

 

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...